Día Mundial de los Refugiados: desplazados en el contexto del cambio climático.

Día Mundial de los Refugiados: desplazados en el contexto del cambio climático.

20 de junio, Día Mundial de los Refugiados.

Según datos de ACNUR, En torno a 70,8 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir de sus hogares. Sin duda una cifra sin precedentes. Entre ellas hay casi 25,9 millones de personas refugiadas, más de la mitad menores de 18 años. Además, se estima que hay 10 millones de personas apátridas a quienes se les ha negado una nacionalidad y acceso a derechos básicos como educación, salud, empleo y libertad de movimiento.

Cambio climático y desplazamientos por desastres

Las investigaciones indican que el clima de la Tierra está cambiando a un ritmo que ha superado la mayoría de los pronósticos científicos. Algunas familias y comunidades ya han comenzado a sufrir por los desastres y las consecuencias del cambio climático, lo que les ha obligado a abandonar sus hogares en busca de un nuevo comienzo. ACNUR reconoce que las consecuencias del cambio climático son extremadamente graves, incluso para los refugiados y otras personas de interés. El Pacto Mundial sobre Refugiados, adoptado por una mayoría abrumadora en la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2018, aborda directamente esta creciente preocupación. Reconoce que “el clima, la degradación del medio ambiente y los desastres naturales interactúan cada vez más con los impulsores de los movimientos de refugiados”.

26’4 millones de personas han huido por fenómenos naturales actualmente. 

Cada año, miles de personas tienen que huir de su casa por temperaturas extremas, sequías o por la subida del nivel del mar. Territorios enteros como las islas de la Polinesia francesa podrían desaparecer por completo a causa de este último. Pero, ¿a dónde se dirigirán todas esas personas?

En 10 años, podría haber cientos de millones de desplazados climáticos

Si no se actúa rápido, con el cambio climático los movimientos de población seguirán aumentando. Según la ONU, en 10 años esta cifra será más de cuatro veces mayor que en la actualidad: cientos de millones de desplazados. Además de entregar ayuda a las víctimas de terremotos, tifones o huracanes, ACNUR lleva soluciones a largo plazo a quienes huyen de situaciones como la del sur de Somalia, la peor sequía de los últimos 60 años. Pero el aumento de los desplazamientos hace que cada vez más fondos sean necesarios para llevar a agua potable a millones de refugiados.

Con este escenario, desde UGT entendemos que España debe asumir su responsabilidad en el desplazamiento de personas por causas climáticas y medioambientales y trabajar por un marco jurídico y político que incluya mecanismos de protección, compensación y reubicación suficientes y adecuados. Además, la política climática debe considerar la migración como una de las estrategias de adaptación al cambio climático y se debe establecer mayor vinculación entre las políticas migratorias y ambientales, planificando y financiando acciones que faciliten la movilidad y aseguren y protejan a las personas desplazadas tanto dentro como fuera de la frontera nacional.

Además, UGT denuncia las políticas restrictivas de la UE que incumplen la propia normativa internacional al no respetar los derechos humanos.

► En lugar de proteger a quienes se ven obligados a huir de sus hogares por diferentes causas (cada vez más), las autoridades europeas se lavan las manos, reinterpretan las normas y establecen medidas de contención como los acuerdos con Turquía y Libia, que supone la externalización de las fronteras.

► No se trata de quitarse “el problema de encima” si no de establecer medidas que dignificarían la política europea: como pasajes seguros hasta la UE para solicitantes de protección internacional o la posibilidad de solicitar asilo en las delegaciones diplomáticas. Se trata de no externalizar las obligaciones derivadas de la Convención de refugiados.

UGT exige más medios materiales y humanos e implementar las políticas desde el enfoque de los derechos humanos, y no desde una perspectiva de puro control fronterizo.

 

Para más información: http://www.ugt.es/los-refugiados-son-personas-no-un-problema

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment