Día Internacional de la Diversidad Biológica: Nuestras soluciones están en la naturaleza.

Día Internacional de la Diversidad Biológica: Nuestras soluciones están en la naturaleza.

El tema de esta edición pretende enfatizar la esperanza, la solidaridad y la importancia de trabajar juntos a todos los niveles para construir un futuro de vida en armonía con la naturaleza.


► La pérdida de la biodiversidad es una pérdida para la humanidad

Si bien cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, el número de especies disminuye a un ritmo acelerado, debido a la actividad humana. Dada la importancia de la educación y la conciencia públicas sobre esta amenaza, las Naciones Unidas decidieron proclamar la celebración de este Día Internacional de la Diversidad Biológica cada año.

Se entiende por biodiversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes, pero también incluye las diferencias genéticas dentro de cada especie, así como la variedad de ecosistemas (lagos, bosques, desiertos, campos agrarios,…) que albergan múltiples interacciones entre sus miembros (humanos, plantas, animales) y su entorno (agua, aire, suelo…). Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3 000 millones de personas. Más del 80% de la dieta humana está compuesta por las plantas. Aproximadamente, el 80% de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo, dependen de medicamentos tradicionales

Pero la pérdida de esta diversidad amenaza todos estos ámbitos, incluida nuestra salud. Existen pruebas de que perder nuestra biodiversidad podría aumentar los casos de zoonosis, mientras que, por el contrario, si conseguimos mantenerla estable, esta podría ser una gran herramienta en la lucha contra pandemias como aquellas causadas por los coronavirus.

► Nuestras soluciones están en la naturaleza

A medida que nuestra comunidad global debe reexaminar nuestra relación con el mundo natural, una cosa es cierta: a pesar de todos nuestros avances tecnológicos, dependemos por completo de ecosistemas saludables y vibrantes si queremos disponer de agua, alimentos, medicamentos, ropa, combustible, refugio y energía, solo por nombrar algunos ejemplos. El tema“Nuestras soluciones están en la naturaleza” enfatiza la esperanza, la solidaridad y la importancia de trabajar juntos a todos los niveles para construir un futuro de vida en armonía con la naturaleza.

2020 es un año de reflexión, oportunidad y soluciones. Se espera que cada uno de nosotros «Construyamos mejor» al usar este tiempo para aumentar la resiliencia de las naciones y las comunidades a medida que nos recuperamos de esta pandemia. 2020 es el año en que, más que nunca, debemos expresar nuestra voluntad para «aplanar y reducir la curva» de la pérdida de biodiversidad en beneficio de los humanos y toda la vida en la Tierra.

2020 será testigo del periodo final de la Década de la Biodiversidad, la cual dará paso a otras nuevas décadas relativas a la biodiversidad para el periodo 2021-2030: la Década de la Ciencia de los Océanos para el Desarrollo Sostenible  y la Década de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas; y la Cumbre sobre la Diversidad Biológica, con el fin de enfatizar la necesidad de actuar en los altos niveles en apoyo de un marco de biodiversidad global posterior a 2020.

► Las personas trabajadoras y los sindicatos debemos implicarnos en la protección y uso sostenible de la biodiversidad y los ecosistemas.

Tenemos que reflexionar sobre qué modelo de desarrollo queremos tener para ser justos con la mayor parte de la población mundial en un marco de solidaridad intergeneracional, ya que el actual modelo de crecimiento (que ha generado enormes desigualdades) no da respuesta a muchas de las exigencias sociales. Debemos trabajar juntos para cambiar el rumbo de la actividad económica con un objetivo claro: el equilibro de los ecosistemas. Nuestras líneas de actuación deben tener dimensiones económicas, sociales y laborales para hacer posible un desarrollo sostenible que sea físicamente posible, apostando por el diálogo social, con objeto de que las organizaciones sindicales aportemos nuestra experiencia. Centremos nuestras políticas en la tarea de reflejar el verdadero valor de las especies y los hábitats. Reconozcamos que la diversidad biológica es vida. Actuemos ahora y protejámosla antes de que sea
demasiado tarde. Las personas trabajadoras hemos de reivindicar constantemente el valor del patrimonio natural y la biodiversidad, fuente de nuestro bienestar y nuestro trabajo.

► UGT Castilla y León demanda que el cuidado de la naturaleza esté en el centro de la toma de decisiones.

Tanto la administración regional, como las municipales, deben introducir como objetivo prioritario en la planificación y ordenación territorial un uso racional del suelo, para protegerlo y conservarlo, ya que, junto a la gestión de los recursos, son aspectos clave para la conservación, mejora y protección de la naturaleza y del patrimonio natural: flora, fauna, paisaje y ecosistemas existentes. Los espacios naturales representados en la Red Natura 2000 son un ejemplo magnífico de la diversidad de nuestros ecosistemas pero, de forma generalizada, los planes aprobados para dichos espacios no son suficientemente concretos, o tienen medidas vagas, poco cuantificables y sin presupuesto asignado, una situación que requiere una rectificación urgente.

No obstante, también se debe prestar especial atención en los ámbitos municipales, que deben buscar la conexión del medio urbano con el medio rural, porque de su conservación, tradiciones y cultura depende el futuro de las ciudades y el desarrollo urbano sostenible. Castilla y León alberga una diversidad biológica de incalculable valor que hay que proteger, pero esa biodiverisdad incluye, además, nuestra rica cultura, tradiciones, paisajes y forma de vida, cuya fuente se encuentra en el medio rural. Todo lo que ocurra en este espacio tendrá una importancia vital, para la conservación de las especies y la biodiversidad. Todo lo que se haga en el medio rural, y especialmente cómo se haga, en cuanto a las estrategias de uso del territorio, serán determinantes para la conservación de la naturaleza, por lo que reivindicamos  que  nuestras administraciones tengan en cuenta esta clara vinculación recíproca entre desarrollo rural y conservación de biodiversidad, y elaboren propuestas para contribuir a la integración efectiva y sostenible del progreso socioeconómico en las zonas rurales y la protección la naturaleza.

No Comments

Post A Comment