La calidad del aire en España en 2018 mejora levemente con respecto al año anterior.

La calidad del aire en España en 2018 mejora levemente con respecto al año anterior.

El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) publicó recientemente en su página web el Informe de Evaluación de la Calidad del Aire en España correspondiente al año 2018.

Los datos recabados en el informe muestran cierta mejoría respecto al año 2017, aunque es menos significativa en dióxido de nitrógeno (NO2), partículas (PM10) y ozono (O3), muy nocivos para la salud.

El informe presenta los resultados que han sido notificados a la Comisión Europea, detallando la situación de las zonas con respecto a los valores legislados. Su objetivo es dar una visión global de la calidad del aire, además de describir cómo se realiza su evaluación y gestión.

No obstante, los datos señalan que España sigue presentando incumplimientos de la directiva de calidad del aire de la UE, en el marco del  dictamen motivado abierto por la Comisión, que podría derivar en un procedimiento sancionador por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).  Esta situación es preocupante, ya que los datos de contaminantes atmosféricos de 2019 registrados hasta la fecha muestran un empeoramiento en la calidad del aire.

La evaluación de 2018 se realizó para los siguientes contaminantes: dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), óxidos de nitrógeno (NOx), partículas (PM10 y PM2,5), plomo (Pb), benceno (C6H6), monóxido de carbono (CO), ozono (O3), arsénico (As), cadmio (Cd), níquel (Ni) y benzo(a)pireno (B(a)P).

En el caso del dióxido de nitrógeno se superó el valor límite horario (VLH) en Madrid capital, mientras que el valor límite anual (VLA) fue superado en cuatro zonas de España (Madrid, Corredor del Henares, área metropolitana de Barcelona, y Granada y su área metropolitana).

Para las partículas contaminantes (PM10) se superó el valor límite diario (50 microgramos/m3) en Villanueva del Arzobispo (Jaén). En cuanto al ozono troposférico (O3), el avance muestra que en 2018 se siguieron registrando niveles elevados en zonas suburbanas o rurales, debido en gran medida a la alta insolación y a la emisión de sus precursores (principalmente NOx y compuestos orgánicos volátiles). Si en 2017 se registraron 36 superaciones del valor objetivo para la protección de la salud (VOS), 2018 se cerró con 34. La Comunidad de Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia son las regiones más afectadas.

Análisis de los resultados obtenidos para el territorio castellano y leonés.

Para el año 2018 el informe indica que “únicamente” se ha producido la superación del valor objetivo en el caso del ozono troposférico (O3) para la protección de la salud en la zona “Montaña Sur de Castilla y León”, como consecuencia de los valores registrados en la estación ES1967A “Segovia 2”, de tipo urbana de tráfico (con 30 superaciones del valor de 120 µg/m3 en un promedio de 3 años). Las zonas que, a lo largo del periodo 2011-2018, han superado más veces el valor objetivo para la protección de la salud de O3 han sido “Duero Norte de CYL” (ES0823”, “Duero Sur de CYL” (ES0824) y “Valle del Tiétar y Alberche” (ES0827), como se puede apreciar en el siguiente mapa (el informe completo está disponible pulsando con el ratón en la imagen):

No obstante, si se tienen en cuenta los valores guía recomendados por la OMS, se podría decir que toda la población castellana y leonesa respira un aire perjudicial para la salud en el caso del ozono troposférico (en ciertas estaciones también se superan los valores guía de la OMS para otros contaminantes con mayor o menor frecuencia),  y la totalidad del territorio está expuesto a niveles de contaminación que dañan la vegetación. Hay que recordar que este contaminante secundario producido por la reacción entre el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por el transporte y algunas industrias –en presencia de radiación solar–, puede provocar por inhalación irritación de los ojos y vías respiratorias superiores, reducción de la función pulmonar, un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas (asma, EPOC) y el agravamiento de patologías cardiovasculares, con resultado de hospitalización o muerte.

La actualidad en Castilla y León en este aspecto pasa por la aprobación definitiva por parte de la Junta de Castilla y León de la Estrategia para la mejora de la calidad del aire de Castilla y León , después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León obligara a la Administración Autonómica a elaborar y aprobar los preceptivos Planes de Mejora de la Calidad del Aire para las zonas donde se han superado los valores objetivo para la protección de la salud y/o para la protección de la vegetación. Como ya informamos en su momento, UGTCyL, a través del Área de Medio Ambiente, presentó alegaciones en el período de información pública que apenas se tuvieron en cuenta, y aunque el ambicioso objetivo de reducir los niveles de inmisión por debajo de los límites legales y de los valores guía de la OMS para lo contaminantes primarios fue aplaudido desde esta Organización, creemos que algunas de las formas y medidas de su redacción final, así como la carencia de presupuestos asignados, pueden hacer que esté lejos de una versión adecuada que lleve a mejorar la calidad del aire que respiramos y por ende la salud y el medio ambiente.

Por un “Pingüinos” neutro en carbono.

Por otro lado UGTCyL se ha sumado a la petición junto a otras organizaciones que solicita  al Ayuntamiento y a Turismoto el compromiso de un Pingüinos neutro en carbono como contribución a la lucha contra el cambio climático. Para ello proponen que estas entidades encarguen a una entidad independiente un estudio para calcular, compensar y reducir la huella de carbono de la concentración motera, y que incluya una evaluación de la contaminación acústica para adoptar las medidas necesarias para su reducción a valores aceptables. Este estudio deberá realizarse para cada edición de la concentración motera Pingüinos, estando ya listo para la edición de 2021.

No Comments

Post A Comment