La necesidad de una transición hídrica justa en la planificación y la gestión del agua .

La necesidad de una transición hídrica justa en la planificación y la gestión del agua .

Tras el período de consulta pública -en el que se han convocado diversos talleres participativos con la presencia de la Organización-, la Confederación Hidrográfica del Duero elaborará el borrador de la nueva planificación hidrológica para el periodo 2021-2027.


► Argumentación.

Para UGT Castilla y León el agua es un elemento esencial para el desarrollo sostenible y una correcta gestión de los recursos hídricos es clave para reducir la pobreza, crear empleo verde y decente y aumentar la sostenibilidad ambiental.

De hecho, UGT es suscribiente del manifiesto «Todos con la Directiva Marco del Agua», donde reclama a las instituciones del Estado español, en cuanto Estado miembro de la UE, que se mantenga firme en el apoyo a esta directiva frente a las maniobras de otros Estados que pretende evitar sanciones por incumplir lo establecido en esta directiva, abogando por mantener la actual legislación, y dirigir los esfuerzos a mejorar el estado de nuestras fuentes de recursos hídricos y los ecosistemas acuáticos, garantía del agua de hoy y del futuro. UGT considera −junto al resto de organizaciones firmantes− que es posible la visión post COVID19 de una península Ibérica sostenible, apoyada en una economía baja en carbono y con unos sistemas acuáticos saludables y repletos de biodiversidad, por lo que el próximo ciclo de planificación hidrológica debería de afrontar los siguientes retos:

  • Encontrar nuevos modelos de producción agraria con menor consumo de agua y capacidad erosiva, reducir la explotación de los acuíferos, planificar el desarrollo urbanístico fuera de los terrenos inundables y respetar la biodiversidad ligada a los ríos y humedales. De esta forma, la extracción y reutilización de agua o la obtención de energía hidroeléctrica no deben deteriorar nuestros ecosistemas acuáticos.
  • Potenciar la educación ambiental y la investigación, fundamentales para lograr un nuevo modelo económico y social.
  • Afrontar el reto de la ONU en el próximo ciclo de planificación hidrológica y el Plan Estratégico de la nueva política agraria de la Unión Europea (PAC) a través de medidas que faciliten la conservación y recuperación de los ecosistemas acuáticos para las siguientes generaciones.
  • Potenciar inversiones públicas dirigidas a la innovación y en soluciones basadas en la naturaleza, apoyando a los sectores más sostenibles y a las comarcas medioambientalmente más vulnerables o en transición ecológica.
  • Involucrar al sector financiero mediante el fomento, desarrollo e implementación de planes de inversiones sostenibles (en energía renovable, conservación y restauración de espacios naturales, regadíos eficientes, etc.).
  • Impulsar la formación dirigida hacia los empleos sostenibles, el crecimiento verde y el fomento de una forma distinta de vida, porque la naturaleza ya nos ha mostrado que la única forma de vida posible es aquella en la que se armoniza con nuestro planeta. Según la OMS, 3 de cada 4 empleos dependen del agua, que se debe considerar como un eje fundamental de la economía verde y circular.

Aportaciones.

Con la intención puesta en esta argumentación, entendemos que es necesario para la Demarcación del Duero establecer una planificación y gestión eficiente del recurso agua, que se anticipe en el proceso de consecución del buen estado de todas las masas de agua a un contexto de cambio climático, capaz de introducir medidas de mejora y protección de los ecosistemas hídricos, que fomente cambios en los modelos de producción y consumo que conduzcan a las adaptaciones de los usos del agua y, finalmente, que garantice el derecho humano al agua.

Este conjunto de elementos conforman lo que se ha dado en denominar “transición hídrica justa”, un concepto entroncado con el de “transición justa”, defendido desde las organizaciones sindicales para reivindicar justicia social para las personas trabadoras, sus comunidades y territorios, en el ámbito de la aplicación de políticas dirigidas a la lucha contra el cambio climático, que deben desarrollarse a través del diálogo y la gobernanza. De ahí que también demandemos desde esta Organización que la planificación y la gestión del agua se implemente con una transición hídrica justa. Solo con diálogo y gobernanza será posible que los costes y los beneficios que produzca tiendan a ser justos, se minimicen los riesgos y se proteja a los sectores y a las personas más vulnerables, como son las personas trabajadoras.

Para acceder al documento donde se desarrollan las aportaciones en detalle, podéis pulsar con el ratón en la imagen anterior.

 

No Comments

Post A Comment