Repasamos las principales demandas sindicales para la COP25 de Madrid, según la CSI.

Repasamos las principales demandas sindicales para la COP25 de Madrid, según la CSI.

“Las personas trabajadoras reconocen la amenaza para nuestra existencia que tenemos ante nosotros y la necesidad de actuar. Cuestionamos los modelos de negocios y brindamos el impulso para alinearlos con el esfuerzo de transición. En medio de una ansiedad creciente, tendemos la mano a las empresas para construir juntos un futuro con cero emisiones de carbono”. Sharam Burrow, Secretaria General de la CSI.

 

Burrow narra en primera persona el prefacio  del informe Nuevos Frentes de la CSI-Justicia Climática: COP25 Madrid: “Tenemos apenas una década para estabilizar el clima y tan solo un año para que los Gobiernos contraigan compromisos más ambiciosos para pasar esta prueba. Si imaginamos un futuro en que no se deje a nadie atrás, donde se actúe en respuesta al llamamiento de nuestros niños y jóvenes, que han tomado las calles para transmitir su temor y su frustración, donde las personas y sus comunidades estén adecuadamente atendidas con medidas de transición justa a fin de asegurar economías inclusivas, entonces podremos construirlo juntos. Los trabajadores y sus sindicatos han demostrado este año que son parte de la solución, parte del creciente movimiento que reclama acción por parte de los Gobiernos”.

Burrow hace referencia a la campaña “Trabajos a prueba del clima”, en el que sindicatos (como UGT Castilla y León) y diversas organizaciones instaron a personas trabajadoras y a sus representantes para interpelar a sus jefes a dialogar respecto a sus planes para lograr que los lugares de trabajo sean a prueba del clima, garantizar empleos y acordar medidas de transición justa. También a la Semana Mundial de Acción por el Clima desarrollada en septiembre, en la que varios miles de personas trabajadoras se sumaron a la juventud en las calles reclamando acción climática (como las de las sedes de UGT en Castilla y León).

No obstante, en el ámbito internacional, Burrow destaca que algunos países han entendido que la justicia climática y la transición justa son necesarias para la ambición climática. Gracias al éxito logrado el año pasado durante la COP24 en Katowice, donde más de 50 países firmaron la “Declaración de Silesia sobre Solidaridad y Transición Justa”, la CSI ha negociado ahora la iniciativa “Acción Climática para el Empleo”. La iniciativa cuenta con el apoyo de Naciones Unidas y más de 40 países, encabezados por España y Perú. Con el apoyo de la OIT, la CSI pretende fomentar la implementación de medidas de transición justa basándose en un diálogo con los trabajadores y sus sindicatos, que incluya estudios para medir su impacto sobre las personas trabajadoras, con medidas de protección social, planes para el desarrollo de nuevas competencias e inversión en infraestructura habilitadora y en empleo

En definitiva, el mensaje de la CSI a todos los líderes de los países es: nos quedan apenas 10 años. No basta con seguir hablando. Se necesitan urgentemente ambición y planes de transición justa para asegurar la confianza de la gente en todas las naciones. Hace falta:

  • Aumentar la ambición respecto al clima con una transición justa. Los sindicatos reclaman empleos decentes en un planeta vivo. Generar confianza a través de las garantías que ofrecen unas medidas de transición justa para todos los trabajadores, sus familias y comunidades, permitirá a los Gobiernos mostrar una mayor ambición. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2019 (COP25) ha de mostrar el compromiso de los Gobiernos a esa mayor ambición en el desarrollo de nuevos planes sobre el clima, las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (CDN) previstas en 2020.
  • Sumarse a la nueva iniciativa “Acción Climática para el Empleo”. El movimiento sindical insta a los Gobiernos a sumarse a la iniciativa “Acción Climática para el Empleo”, presentada durante la Cumbre sobre la Acción Climática 2019 en Nueva York. Los sindicatos deben estar en la mesa de negociación, para que se tome en cuenta la voz de los trabajadores afectados por la crisis del clima y las políticas climáticas.
  • Compromiso a financiar un desarrollo bajo en carbono, apoyo a los más vulnerables. Una financiación adecuada para la lucha contra el cambio climático es la piedra angular de una política climática eficaz. Hace falta asegurar la transición hacia bajas emisiones de carbono en el Norte global y encaminar al Sur global hacia una vía de desarrollo bajo en carbono. Los Gobiernos deben cumplir su promesa de movilizar 100.000 millones de USD al año para 2020.
No Comments

Post A Comment