El cumplimiento del Acuerdo de París creará más de 200.000 empleos en España.

El cumplimiento del Acuerdo de París creará más de 200.000 empleos en España.

Las medidas necesarias para reducir la emisión de gases con efecto invernadero generarán más de 200.000 empleos en 2030.

 

En la transición hacia una economía hipocarbónica que supone la aplicación del Acuerdo de París, prácticamente todos los escenarios que incluyen una reducción de emisiones de CO2 plantean la generación de empleo por sí solos. Además, a medida que se reducen las emisiones, se potencia la eficiencia energética y la eficiencia en el uso de los recursos, estos escenarios indican una mayor creación de empleo. En el informe “Afrontar el cambio climático: Retos y oportunidades” ‒realizado por José Luis de la Cruz Leiva para UGT‒, se propone la creación de unos 400.000 puestos de trabajo en un escenario de reducción de las emisiones en un 70% para nuestro país.

Uno de estos últimos escenarios es el que ha propuesto el estudio “Future of manufactoring. Energy scenario: Employment, implications of the Paris Climate Agreement”, publicado este martes por Eurofund, la Fundación Europea para la mejora de las condiciones de vida y del empleo, integrada por la UE, los sindicatos y las patronales continentales. Según el estudio, los impactos de acometer las reformas necesarias para reducir en 2030 un 40% las emisiones de CO2 en el conjunto de la Unión Europea se producirán en distintos sectores. Por ejemplo se perderán empleos en la industria de la extracción y procesado de combustibles fósiles, pero aumentará el número de empleos en la construcción y fabricación de equipamientos de energías renovables y de eficiencia energética, junto con las industrias de suministro asociadas, suponiendo unos 2,4 millones de empleos a la UE hasta 2030. De esos 2,4 millones de empleos adicionales por la aplicación del Acuerdo de París, a España le corresponden unos 214.000, ya que la mejora sobre ese escenario base es de un 0,9%. Sólo Bélgica supera la evolución prevista para España y, tras ella, Alemania.

Los mayores beneficios para el mercado laboral español se deben al potencial de desarrollo que tiene la energía fotovoltaica. El estudio también señala a la caída de precios de la electricidad que se espera por el desarrollo de esta fuente energética, cuestión que podría impulsar un aumento del consumo.

España vivió desde principios de siglo un boom de la energía eólica —que ahora acumula casi la mitad de la electricidad renovable generada en el país—. A finales de la década pasada, se empezó a vivir un crecimiento similar en la fotovoltaica. Sin embargo, un mal diseño de las políticas de primas, hizo que se provocara un parón importante. Ahora, aunque también se estima un crecimiento de la eólica en la próxima década, todos miran a la fotovoltaica debido, en parte, a la enorme caída de los costes de producción de esta tecnología y al futuro desarrollo del autoconsumo.

Los países que menos se beneficiarán del tirón del empleo por esta adaptación a las exigencias del Acuerdo de París son los que menos dependen de la importación de petróleo o los que ya tienen los deberes hechos. En este último caso, se sitúa Dinamarca, “que ya ha avanzado en el consumo de energía renovables y eficiencia energética, así que las inversiones que requiere para acercarse a los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono son pequeñas”.

 

Pierde Polonia

En el lado de los perdedores, según el informe, solo se sitúa Polonia, muy dependiente del carbón, el combustible fósil al que todos los analistas apuntan como el primer perdedor de la lucha contra el cambio climático. Un estudio reciente del Joint Research Centre (JRC) —órgano científico que asesora a la Comisión Europea— recordaba que casi la mitad de los trabajadores del sector del carbón de Europa están en Polonia, lo que supone más de 110.000 empleos.

“En el sector de la minería se espera una sustancial pérdida de empleo”, expone el informe de Eurofound, en línea con esa previsión de JRC. También prevé una reducción de puestos de trabajo el sector energético, “por el ahorro que producirá una mayor eficiencia al bajar la demanda de gas”. Por el contrario, en el sector de la construcción espera una expansión por la inversión necesaria para lograr edificios en los que se necesite menores consumos de energía y “por la construcción de plantas de energía renovables”.

 

*Información basada en el artículo de El País: “España será el segundo país de la UE donde más crecerá el empleo por el Acuerdo de París”.

No Comments

Post A Comment